2 de febrero: Día Mundial de los Humedales

2 de febrero: Día Mundial de los Humedales - Doñana Reservas

Transcurrido ya el día Mundial de los Humedales en el mes de febrero, queremos que conozcáis uno de nuestros ecosistemas tan importantes para el Medio Ambiente y del que podemos disfrutar en nuestras visitas por el Parque Nacional de Doñana.

Pero primero, he de preguntaros: ¿Sabéis los que es un humedal?

Según el Convenio de Ramsar:

“Un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan”.

Según el artículo 1 del párrafo 1, se consideran humedales:

“Las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”.

Como sabéis, el Parque Nacional de Doñana está compuesto por numerosas marismas, que son inundadas gracias a las lluvias y arroyos y ríos adyacentes, como el arroyo de La Rocina y el arroyo de La Palmosa (arroyo del Partío) que llenan con sus aguas el suelo arcilloso de la Marisma Madre, localizada en la Aldea de el Rocío.

Las marismas de Doñana forma parte del complejo de marismas del Guadalquivir, cuya localización parece coincidir con el antiguo Lacus Ligustinus de la antigüedad, nombrado así por los asentamientos romanos que habitaron nuestras tierras en el pasado.

Es un ecosistema donde habitan más de 150 especies de aves, que utilizan las marismas como lugar de paso o invernada y alrededor de 125 especies como hábitat para criar a su prole. Grandes alcornoques en el perímetro de las marismas y repletos de aves en sus copas, conocidas como pajareras, son indicativos de toda esta explosión de vida en una de las imágenes más conocidas de la zona de Marismas en Doñana. Destacan las aves pescadoras de aguas relativamente profundas, como los  somormujos, patos marinos,  cormoranes  y  gaviotas, que predominan sobre las aves de aguas someras típicas de los ecosistemas de marismas que aún hoy día se mantienen en el Parque Nacional de Doñana  como el  flamenco, la  cigüeñela, la avoceta, el pato colorado, el ánsar común, la cigüeña blanca y la cigüeña negra.

La fauna marina cuenta con especies propias de ambientes costeros limo-arenosos, como anguilassábalos, albures (lisas)carpasacedíaslenguadosróbalos, pejerreyes, langostinos, y esturiones que desaparecieron del río en la década de los 60.

Esperamos podáis disfrutar de este ecosistema tan rico e imprescindible para tantas especies de flora y fauna con nosotros en el Parque Nacional de Doñana.

Deja un comentario